Mayo 2017 #40
Decoración

10 consejos para decorar tu casa con fotografías

619032.TIF
decorafotos2
decorafotos3

Recuperar tus mejores imágenes para la decoración dará un aire nuevo e innovador a tu hogar. Te damos diez sencillos consejos para renovar tu casa gracias a las fotografías.

La fiebre de Instagram se ha impuesto con fuerza, influyendo, incluso, en la manera que tenemos de decorar nuestro hogar. Si bien las fotografías en papel parecen haber pasado a mejor vida, ya que los recuerdos visuales se conservan hoy en formato digital, lo cierto es que la decoración con fotos se ha destapado como  una forma innovadora de reciclar esos antiguos recuerdos impresos pre mundo 2.0.

Posiblemente tu ordenador o alguna caja de tu casa guardan celosamente fotografías que no has revisado durante años. Un material de primera calidad con el que puedes dar una nueva imagen a tu salón o a cualquier otra estancia de tu casa decorándola con fotos de una forma muy singular. Si te animas a desempolvar tu colección de fotos, aquí tienes algunos consejos para sacarle el máximo partido.

  1. Aire vintage. Da una imagen vintage y a la vez moderna y original colgando tus fotografías en un alambre con la ayuda de unas pinzas de madera. Si las imprimes como si fueran antiguas fotos polaroids conseguirás que el resultado sea muy original. Elige una buena colección de marcos de diferentes formas, materiales, tamaños y colores y coloca en uno de ellos algún detalle: una carta, una postal o una flor seca. ¡Ya tienes tu colección fotográfica más vintage!
  2. Crea formas con mensaje. Escoge varias fotografías y pégalas en la pared, adaptándolas a la forma que quieras. Si reúnes las fotos con tu pareja formando un corazón, por ejemplo, será una buena sorpresa para San Valentín.
  3. Instantáneas en tamaño XXL. Escoge tus mejores imágenes e imprímelas en gran formato. Busca una moldura que te guste y enmárcalas. Si cuelgas una serie de fotos con la misma temática, lo mejor es que utilices el mismo tipo de moldura y material para enmarcar todas las instantáneas.
  4. Imágenes en hileras para espacios muy especiales. Hay espacios concretos que agradecen determinadas decoraciones: por ejemplo, si quieres decorar la pared del sofá, la mejor solución es colocar una hilera de fotografías. Elige un marco ancho y utiliza paspartús gruesos. Esta opción también es válida para decorar el pasillo: cuelga los cuadros en una sola pared y deja la otra libre, sin ningún elemento decorativo.
  5. Rescata tu álbum familiar. Busca entre tus fotos familiares hasta que encuentres las que mejor representan tu historia. Bien puede ser una instantánea tuya, de joven jugando en el parque; la boda de tus padres, o la foto de tu abuelo en el servicio militar. Busca marcos antiguos, para acentuar el toque vintage. Otra buena opción es colocarlas dentro de botellas, lo que aportará un detalle curioso a la decoración de cualquier estancia. Si quieres cuidar hasta el más mínimo detalle, busca en algún rastrillo antiguas botellas de gaseosa o viejos frascos de perfume y úsalas como soporte.
  6. Adiós al minimalismo. La saturación también puede ser bella, y, en este caso, una pared repleta de fotografías, ordenadas o en cuidado desorden, tiene un gran encanto. Si optas por esta opción, ten en cuenta que la estancia no debe estar repleta de muebles y que el mobiliario debe tener una estética moderna. Una alternativa que se ha extendido últimamente es la de combinar, en la misma pared, cuadros y fotografías: más arriesgada, pero visualmente espléndida.
  7. Renovación constante. Si quieres evitar usar el taladro y las alcayatas,  y piensas renovar las fotografías a menudo, una buen opción puede ser poner varios lienzos en algún mueble auxiliar bajo. Haz que impriman las fotos sobre este soporte y fíjalas a un bastidor. No solo seguirás una tendencia muy actual, sino que es una manera muy chic de reciclar tus recuerdos.
  8. Tu vida en un collage. ¿Quieres resumir tu vida en un solo cuadro? Escoge las fotografías que mejor describen tu vida y móntalas en un solo lienzo. Cuando lo tengas listo, asegúralo con plástico adhesivo. Ya tienes creado un collage perfecto para decorar cualquier habitación.
  9. Fotos en cartón pluma. Este soporte versátil, ligero y económico es el preferido de muchos profesionales de la fotografía para reproducir sus trabajos, además de respetar la calidad de las instantáneas. Es perfecto para usarlo en habitaciones infantiles, ya que aporta frescura y se puede renovar a menudo sin que su coste grave nuestro bolsillo.
  10. Apuesta por el decoupage.  El decoupage es una técnica decorativa muy apreciada  que consiste en usar papel impreso (bien pueden ser hojas de periódicos, páginas de un cómic o instantáneas) para renovar el mobiliario. Para aplicarla, imprime algunas fotografías en un papel normal de poco gramaje. Recórtalas y pégalas sobre el objeto que quieras decorar y cúbrelo con varias capas de laca o barniz. Con ello, lograrás una apariencia de profundidad y que las fotografías parezca que están impresas directamente sobre el mueble modificado.

Con estos sencillos consejos, conseguirás no solo dar un aire renovado a la estancia de tu hogar que desees, sino tener tus mejores momentos a la vista gracias a la decoración con fotos. ¿Te animas a probarlo?

<< volver