Octubre 2017 #45
Tendencias

10 casas que querrás visitar y fotografiar

casa_ cascadaYa sea por su impresionante diseño, por sus célebres habitantes o por tratarse de lugares donde se han producido hechos históricos, estas diez casas ocupan las primeras posiciones de los sitios más fotografiados del mundo. Y, no en vano, están incluidas en la mayoría de los itinerarios turísticos de las localidades donde se encuentran.

 

  1. La casa de Ana Frank en Ámsterdam

El ático del número 263 de la calle Prinsengracht en la capital de los Países Bajos fue el refugio de Ana Frank y su familia durante la Segunda Guerra Mundial. En la vivienda, oculta tras una estantería giratoria, Ana vivió durante dos años, tiempo en el que dejó testimonio de la experiencia en diferentes diarios que acabaron recogiéndose en el aclamado best seller ‘Diario de Ana Frank’. En la actualidad, largas colas se forman para acceder al edificio que acoge la Fundación Ana Frank, una casa-museo que permite al visitante recorrer las dependencias que ocultaron a la familia Frank.

 

anna_frank

 

  1. La Casa Blanca en Washington

Aunque George Washington ordenó su construcción, no llegó a residir en ella. Fue su sucesor, John Adams, el primer presidente de Estados Unidos que habitó la Casa Blanca. La edificación construida con piedra escocesa, originalmente era de color gris. Sin embargo, la guerra anglo-estadounidense que tuvo lugar entre 1812 y 1814 dañó la estructura y fachada de la residencia. Fue en su posterior rehabilitación cuando se decidió pintarla de blanco, color que perdura a día de hoy y que aporta simbolismo al edificio. Aunque existen estrictas medidas de seguridad, la Casa Blanca se puede visitar si se concierta cita previa.

 

casablanca2

 

  1. La Casa E-1027 en la Costa Azul

Emplazada en Roquebrune-Cap-Martin, en la Costa Azul francesa, se encuentra la residencia de verano de la diseñadora y arquitecta irlandesa Eileen Gray que tras una cuidadosa labor de rehabilitación se puede visitar desde 2015. La funcionalidad de su estructura, sus ventanas horizontales, sus techos planos y su delicado diseño interior son el ejemplo perfecto del movimiento de la arquitectura moderna.

 

E-1027

 

  1. La casa de Memorias de África en Kenia

“Yo tenía una granja en África, al pie de las colinas de Ngong…” esta es la primera frase del libro de Isak Dinesen, seudónimo de Karen Blixen, titulado ‘Memorias de África’. También las primeras palabras que pronuncia la actriz Meryl Streep en el oscarizado film de homónimo título. Esta famosa granja cercana a Nairobi y construida en 1912 se erige en lo que antaño fue una plantación de café. En ella, residió la escritora danesa durante 19 años. En la actualidad, la casa puede visitarse y mantiene el mobiliario y muchos de los objetos personales de Blixen como por ejemplo su máquina de escribir.

 

Isak_Dinesen

 

  1. La casa de la cascada en Pensilvania

La casa en la cascada (en inglés Fallingwater) de Frank Lloyd Wright es una de las obras más emblemáticas de la arquitectura moderna y la muestra más palpable de cómo se puede integrar una edificación en el entorno. La familia Kaufmann encargó al arquitecto una casa de verano desde la que pudieran contemplar la cascada del río Bear Run. Y tras minuciosos estudios orográficos, Wright decidió construir la casa encima de la misma cascada. El resultado es una sorprendente residencia abierta al paisaje y cuyos cimientos son la propia roca. A día de hoy se realizan tours en la casa pero se requiere cita previa.

 

casas_casacada2

 

  1. La Casa Batlló en Barcelona

Obra del arquitecto Antoni Gaudí y considerada uno de los edificios más representativos del modernismo catalán. La Casa Batlló es, en realidad, la rehabilitación de una vivienda ya existente. La familia Batlló deseaba una vivienda única por lo que concedieron al arquitecto libertad creativa en el planteamiento de la reforma. Esta ausencia de limitaciones se constata no solo en el interior sino en el exterior de la casa dónde nenúfares, máscaras y dragones conviven en bella armonía. El edificio fue declarado Patrimonio Mundial por la UNESCO en 2005 y se trata de uno de los lugares más retratados de la Ciudad Condal.

 

casa_batllo2

 

  1. La residencia del Primer Ministro en Londres

El número 10 de Downing Street es también una de las casas más fotografiadas del mundo ya que se trata de la residencia oficial y oficina de trabajo del primer ministro del Reino Unido. Su fachada, además, es el escenario escogido para formalizar la toma de posesión del cargo y en el inicio de cada nueva legislatura, fotoperiodistas de todo el mundo se congregan frente a esta casa para inmortalizar el comienzo del nuevo mandato. A diferencia de la Casa Blanca, los ciudadanos no pueden acceder al interior de la residencia y tampoco a sus aledaños.

dowmington_street

 

  1. La casa de Elvis Presley en Memphis

La segunda casa más visitada de Estados Unidos después de la Casa Blanca es Graceland, la impresionante mansión del rey del rock, una finca de más de cinco hectáreas que Elvis regaló a sus padres y donde vivió desde los 22 años hasta su muerte. En la actualidad, la mansión se ha reconvertido en un museo dedicado al artista y los visitantes pueden acceder a su interior para descubrir la colección de coches de Elvis, sus dos aviones, discos y trofeos… Hasta el cementerio familiar donde se halla el sepulcro del artista.

 

Graceland

 

  1. El Castillo de Highclere en Hampshire

La visita a esta emblemática propiedad inglesa posee el acicate de ser el escenario de la famosa serie televisiva Downton Abbey. Aunque en la serie la residencia pertenece a la familia Crawley, en realidad el castillo es el domicilio habitual de los condes de Carnarvon. Tanto el castillo como los jardines se hallan en muy buen estado y se pueden visitar concertando cita previa.

 

castillo_Highclare

 

  1. El Castillo de Bran en Rumanía

Se crea o no en vampiros, lo cierto es que la conocida figura del Conde Drácula, protagonista de la novela homónima del escritor Bram Stoker, está inspirada en la figura del príncipe Vlad Tepes. Y el castillo de Bran, en plena Transilvania, fue uno de los lugares donde habitó este noble. Construido en lo alto de una roca de más de 200 metros, con impresionantes torreones y almenas, fue residencia real hasta la Segunda Guerra Mundial y en la actualidad es uno de los puntos turísticos más importantes y fotografiados de Rumanía.

 

castillo_Bran2

 

Noticias relacionadas:

Le Corbusier y la arquitectura moderna

Casas integradas en la naturaleza

Viaje por la ruta Gaudí de Barcelona

Casas museo, la alternativa cultural y turística

<< volver